¿Y tú, en qué etapa de tu vida laboral estás?

Revisando las noticias de Facebook me encontré con un cuadro que me llamó la atención, describía 4 etapas en el campo laboral y hacía un análisis de cada uno.

Las 4 categorías son: empleado, auto empleado, dueño e inversionista.

Dentro de “empleado” vienen puntos que describen al empleado promedio:

  • Buscan seguridad
  • Dependen de un salario
  • Trabajan para un sistema
  • Necesitan estar preparados académicamente
  • Buscan buenas prestaciones
  • Temor al fracaso y a los errores.

La siguiente es la auto empleado:

  • Son dueños de un empleo,
  • Dependen de ellos mismos,
  • Tienen un sistema pero depende de ellos para funcionar,
  • Si deja de trabajar, dejan de ganar,
  • Les es difícil delegar responsabilidades.

Es ahí cuando deje de leer y me di cuenta que mi definición es la auto empleado, sinceramente sentí una especie de peso en el cuerpo, más con la parte de “les es difícil delegar responsabilidades”, por que es la verdad. Me cuesta repartir responsabilidades, me encantaría poder hacerlo todo para “tener el control”, es evidente que no se puede ni se podrá.

El tercero es la de dueño, con sus observaciones:

  • Buscan libertad en lugar de seguridad
  • Son dueños de un sistema
  • El sistema trabaja para ellos
  • Si dejan de trabajar el sistema sigue trabajando
  • Preparación en los negocios (no formal)
  • Habilidad en ventas.

La número 4, inversionista:

  • Son dueños de negocios exitosos,
  • Tienen a su dinero trabajando para ellos
  • Tienen un equipo de negocios exitosos
  • Tiene un triángulo que trabaja para ellos.

Este último es al de deberíamos a aspirar, la magnífica vida de tener negocios exitosos dirigidos por personas capaces y comprometidas con tus empresas me ha rondado más de una vez por la cabeza.

Lo interesante de estas categorías, es que empiezan a tomar forma de escalera, si miramos bien, hay un camino trazado que nos lleva por etapas a la utopía de nuestras vidas laborales:

La gran mayoría tuvo como primer forma de obtener ingresos, un empleo, y se sentía bien por que, hubiera o no trabajo, recibíamos nuestro salario. Después de un tiempo las repetitivas tareas nos empezaron a molestar y nos quitamos el temor a los fracasos y errores y decidimos cambiar.

Los que nos aburrimos o sabíamos que podíamos hacer más, nos auto empleamos, y nos pareció bueno, no nos regimos por las ordenes de un superior y todo el dinero que ganamos es de nuestro “sudor”. Pero después de un tiempo de tener un sistema que sólo funciona por nosotros, es hora de cambiar. Decidimos tener más libertad para cerrar mas ventas y empezamos a delegar responsabilidades, a pesar de poder obtener menos ingresos.

Es donde se llega a ser dueño, a tener personas que mueven tu sistema bajo tus recomendaciones y reglas, pareciera ser el fin del camino, la plenitud de tu vida laboral, lo que todos hemos soñado. Al fin puedes enfocarte en eso que te ha llamado la atención, pero con las responsabilidades te había sido imposible, empiezas a mezclarte en proyectos que te dejan mucha satisfacción personal, pareciera que el dinero pasa a otro término, mientras tanto, tu sistema sigue trabajando y generando para todos. No significa dejar abandonado el negocio que te da de comer, digamos que aprovechas muy bien el tiempo que no estas en tu empresa.

¿Qué sigue después de esa libertad? ¿hay algo más?… claro que sí, el punto 4.

Inversionista, el máximo peldaño de tu vida laboral. ¿Cómo llegar a ese peldaño? bueno, pues a base de esfuerzo, sacrificios y mucho enfoque. Mayormente solemos ver a los inversionistas como personas con suerte, o con alguna ventaja inalcanzable por nosotros, lo que sí es cierto es que todo inversionista con éxito es por consecuencia de sus acciones, visiones y ganas de lograrlo.

Todos tenemos ese potencial, no necesariamente tenemos que ser dueños de edificios, terrenos o acciones en empresas, basta con encontrar un negocio que tenga buenas bases y trabajar en conjunto de su dueño para que crezca y tenga beneficios para los 2.

Espero que este post les ayude a identificarse y a motivarse para dar el próximo paso, recuerden que lo único que pueden perder al intentarlo, es dinero :).

Saludos y que estén bien.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Y tú, en qué etapa de tu vida laboral estás?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s