La marca ciudad

Este post se realizó con la ayuda no presencial de Edmundo Hernández Rojas y del sitio web, Café de las ciudades. Eduardo Hernández es: arquitecto consultor para instituciones públicas y privadas en temas urbanos, económicos y de city marketing; imparte clases de Economía Urbana en la Universidad de Concepción y participa como miembro de la Comisión de Desarrollo Urbano del Proyecto País del Colegio de Ingenieros de Chile. Ha asesorado en planificación y estudios a diversas empresas y municipios del país*.

El marketing de ciudad tiene como objetivos principales generar acciones y emociones a la población de un lugar, con el fin de que sean ellos quienes hablen por su ciudad, embelleciéndola por su infraestructura, su historia, el futuro que promete y por la oportunidad del mejoramiento de calidad de vida. Igual que los empleados de una empresa al expresarse bien del lugar donde trabajan con sus conocidos.

EHR dice que: “las grandes ciudades del siglo XXI son las nuevas transnacionales porque cuentan con identidad, valor agregado, infraestructuras y atracciones”.

Esta técnica es bien usada por las ciudades que desean incrementar el número de visitantes de placer o negocios que actualmente tienen y/o mejorar la apreciación de la población hacia su ciudad, como razones principales. Para lograrlo pueden acentuar sus atractivos naturales, su importancia en la historia de la región o país y/o su atractivo para inversionistas en busca de.

Boston, Miami, Berlín, Barcelona, Bilbao, Sao Paulo, Curitiba, Buenos Aires y Santiago son algunas ciudades que lo han logrado no imitándose una a la otra, más bien reconociendo sus ventajas y enfocando sus esfuerzos en colocar esos beneficios como estandarte para que el mundo los vea.

EHR define al marketing de ciudad como: “estrategia funcional de desarrollo de la ciudad, orientada a satisfacer mejor que otras ciudades competidoras las necesidades de los usuarios actuales y futuros del conjunto de los servicios de la ciudad”.

Todo muy bien, pero hablemos local:

Este texto se escribió en Villahermosa, Tabasco.

Nuestro estado no ha sido de los más representativos de México. Las riquezas naturales con las que contamos, como ser anfitriones de los dos ríos más poderosos de México, Grijalva y Usumacinta, la reserva pantanal de Centla como maravilla natural de México, el honor de ser considerada tierra de la “cultura madre”, la Olmeca y ser llamada también, la puerta hacia el mundo maya, no han tenido el brillo que desearíamos. Incluso teniendo en nuestro poder y al alcance de $20.00, la pequeña pieza de piedra tallada con mucho cuidado, que causó la noticia mundial del fin del mundo, la estela No. 6. La original.

Estela_6_el_Tortuguero

De esto, mucha responsabilidad tienen nuestras autoridades -tema de moda- al no impulsar todo lo que se ofrece o impulsarlo piteramente. Pero no somos blancas palomitas, nosotros tampoco hemos sido los embajadores que Tabasco necesita, y para ejemplo, cualquier temporada vacacional es la excusa perfecta para que la mayoría huya de aquí con destino a Cancún y dejar sus pesitos allá.

Pero dejaremos este tema hasta aquí porque el chiste no es atacar, sino celebrar.

Se celebra que en estos últimos meses han habido buena cantidad de eventos culturales, deportivos y de entretenimiento en el estado, tantos que no puedes asistir a todos.

EHR dice que: “al hacer un breve recorrido de casos exitosos de ciudades, se puede observar que lo que impacta en ellas no son las metodologías, los procesos, ni los proyectos estratégicos, sino sus resultados que vienen de la profunda convicción de querer hacer y producir los cambios”

No hablamos del cambio que los políticos dicen, hablamos del cambio de pensamiento de todos los habitantes de una ciudad y esos se dan por la búsqueda de algo mejor.

Tabasco es conocido -no sólo por su pejelagarto y pozol- por su máxima fiesta, “La Feria Tabasco”, que se acostumbra celebrar cada año dentro del Parque Tabasco, un espacio diseñado para recibir a cientos de miles de personas que asisten a disfrutar de los eventos y comercios que ahí se establecen.

Además, el pasado mes se realizó el XII Festival de la ciudad Villahermosa. Esta celebración se realiza para conmemorar el asentamiento del nombre “Villahermosa” a las tierras que antes de 1916 eran llamadas San Juan Bautista.

Mencionar todas las actividades provocaría que no terminaran de leer esto, así que les dejo este video promocional:

Las redes sociales también han participado a favor del estado; ya sea por incitativa gubernamental o privada, nos han mantenido al tanto de los eventos que se han realizado y que se realizarán. Sobre esto, creo que cada estado tiene sus sitios web, páginas de Facebook y cuentas de Twitter donde informarse.

A pesar de todo lo bueno que se ha hecho en el estado, EHR nos deja claro que:

“En América Latina, un Plan de City Marketing suele tomarse como una campaña de comunicación, como un plan publicitario y de prensa para atraer más inversionistas o turistas, restringiendo la posibilidad de una metodología y procesos que ayudarían a la ciudad a encontrar un marco para la solución de sus problemas y la visualización de sus propias fortalezas y debilidades. Es así como el City Marketing no solamente es vender la imagen de la ciudad sino diseñarla; no es sólo aprovechar las ventajas que tiene sino crear nuevas ventajas competitivas y comprender no sólo la inmediatez de las acciones de promoción sino una estrategia de largo plazo que cuente con una institucionalidad capaz de convocar y motivar a los distintos actores públicos y privados de la ciudad para el desarrollo y materialización de proyectos y nuevos desafíos comunales”.

Para no caer en lo que EHR comenta, el especialista nos da 4 pasos para desarrollar el estudio de una ciudad:

“1. Lograr una combinación óptima de las características y los servicios de la ciudad, desde el punto de vista de los residentes, los visitantes y los inversores.

2. Articular una oferta de incentivos que aumente el atractivo de la comuna para los actuales y futuros usuarios de la comuna.

3. Asegurar un rápido y eficiente acceso de la ciudad a los mercados de interés.

4. Transmitir al público objetivo la imagen y las ventajas comparativas de la ciudad”.

Con estos puntos podemos a dar los pasos que nos llevarán la gran ciudad que todos merecemos.

El marketing de ciudad es una técnica que puede revivir a una entidad; las posibilidades de lograrlo aumentan, si se involucra a la población a que conozcan las razones, los objetivos, las herramientas y se empapen del deseo de conseguirlo. Esta tarea es de todos. Ni el gobierno es el principal actor, ni la población es la pasiva audiencia.

Todavía hay mucho 2013 y se enfilan más eventos cada semana. Esperamos seguir así, porque quién sabe, tal vez se hable mejor de Tabasco en unos años.

Gracias por leer.

Nos pueden seguir por Twitter como @Marketcon

*http://www.cafedelasciudades.com.ar/economia_34.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s