4. El ruido deseado

Desde hace dos meses les he presumido un libro que estoy leyendo llamado: The Wizard of Ads*. Este libro fue publicado en 1998, pero en cada capítulo encuentras verdades que bien puedes usar hoy, mañana y siempre. The Wizard of Ads son una serie de cartas que el escritor hizo para sus amigos y clientes. Ellas revelan lo simple y los principios que funcionan en la vida, sus verdades sobrepasan a la publicidad y a los buenos negocios. Bueno, por lo menos así lo describe el editor, Ray Bard.

Libro de publicidad

El libro comienza de manera épica, regalando las 7 leyes universales de la publicidad. El escritor cree que conocer estas leyes es el secreto para encontrarte en el lugar correcto, en el tiempo correcto, haciendo lo correcto, de la manera correcta. Antes de iniciar a enseñarnos, nos propone dedicar 6 minutos a la semana para pensar sobre nuestro negocio o proyecto, para que al final del año, tengamos más de tres horas de conocimiento extra que nuestra competencia.

Pero les dije algo acerca de unas leyes universales. Éstas son (aviso que hay unas que son algo difíciles de entender):

  1. Una energía de palabras ha existido desde que Él dijo: hágase la luz. Aprende a usar esta energía. Eres creado a su imagen. (¿Ah?. Pido disculpas a los ateos que leen esto).
  2. Los grupos de personas son predecibles, aunque una sola persona no. La excepción no desaprueba la regla.
  3. El intelecto y las emociones son socios que no hablan el mismo idioma. El intelecto busca lógica en las decisiones de las emociones. Gana el corazón de las personas y la mente le seguirá.
  4. Tiempo y dinero son dos lados de una moneda. Ninguna persona te dará su dinero hasta que no te haya dado su tiempo. Gana el tiempo de las personas y su dinero le seguirá.
  5. Vista y sonido funcionan diferente en la mente, con el sonido siendo la mejor inversión. Gana los oídos de las personas y sus ojos le seguirán.
  6. Oportunidad y seguridad son inversamente proporcionales. Mientras una incrementa, la otra debe disminuir. Altos retornos son ganados por estrategias de bajo riesgo solo por el paso del tiempo. El que va a engañar el tiempo debe abarcar el riego del fracaso.
  7. Enciende la imaginación, luego llévala a donde quieras. Donde la mente ha viajado, el cuerpo le seguirá. Las personas solo van a los lugares que ha visitado su mente

The Wizard of Ads, escrito por Roy H. Williams, nos regala muchas analogías e historias relacionadas con la buena y mala publicidad. Todos los capítulos terminan con un consejo útil para quien esté leyendo. Pero hay uno que a mí, Marketcon (no me llamo así), me gustó mucho. Se llama: Velcro, the Ad Writer´s friend.

La meta de la publicidad es aferrarse al cerebro. El capítulo nos cuenta la historia de George de Mestral, el inventor del velcro, quien se inspiró en unas hojas que se pegaron en sus pantalones de lana por medio de unos diminutos ganchos.

Y ahí viene la genial analogía: toda idea publicitaria debe tener diminutos ganchos que se aferren al cerebro. De Mestral, descubrió también que el agarre de un velcro era más poderoso si sus ganchos estaban ordenados aleatoriamente, mientras más impredecible, mejor. Los ordenados tenían poca firmeza.

¿Qué nos quiere decir Roy H. Williams? Que si presentamos una idea de manera predecible, estamos colocando los ganchos de manera ordenada. Publicidad no recordada. La mente humana desecha lo obvio. Nos recomienda crear ideas que no estén alineadas al estándar ni intenten encajar, para que el agarre sea mayor. Genial.

¿Por qué les cuento esto? Porque creo que es la mejor introducción para el cuarto paso de los 8 elementos que hacen que tus campañas tengan éxito: ruido.

4. El ruido deseado

Después de tener lista la planeación de nuestra meta, hay que activarla. Y para eso, necesitaremos de publicidad efectiva. Esa no está en la televisión, la prensa o la radio. O sí. El medio que escojamos va en función de lo que buscamos. Sé que todos los medios funcionan todavía, porque ni todos estamos metidos en internet ni todos estamos viendo televisión, leyendo impresos o escuchando radio.

Siendo usuario activo de Internet, me he enterado de eventos en espectaculares, de aperturas de bares en flyers, del estreno de algo en la radio, etc.

El plan de medios como estrategia, contempla todos los soportes que nos representen mayores oportunidades de comunicar eficazmente. Es parte del tercer elemento, Planeación y como los planes no sirven, también puede sufrir cambios, algunos más rápidos que otros. Internet por ejemplo, es un medio donde los cambios son casi inmediatos, nosotros podemos ver qué si nos ha resultado y que no, aprovechar las tendencias en tiempo real y modificar textos minutos después de su publicación. Cosa que los medios tradicionales no pueden. Punto para Internet.

De todos los elementos que he publicado, éste me gusta para ser de los más importantes. Es básico sacar a la luz nuestra Rebeldía, Creatividad y Planeación, que las personas sepan qué queremos de ellos, qué estamos proponiendo, cómo lo comunicamos, cómo queremos que se sientan con la promoción, en qué los va ayudar, qué tenemos nosotros que los demás no tienen, para acercarnos a ese éxito que todos buscamos.

La publicidad como rama del marketing, tiene fuerza por sí sola, su importancia en los negocios la ha dotado de un protagonismo en la industria de la comunicación por los resultados que da. Sí, es la consecuencia de un plan de marketing, pero recuerda que las ideas valen centavos y las acciones millones.

Dice Jordyn Rickard (@jordynatsynduit) en su post Why Your Sales Pitch Isn’t Converting**, que busquemos hacer una emolectual connection con nuestro segmento, balanceando el aspecto emocional con el intelectual, que descubrir el punto medio lleva análisis, pero que vale la pena.

Ahora, ¿quieren ver un truco de magia? Comparen lo que dice Jordyn y la tercera ley universal de Roy H. Williams… ¡Taraaaan! Magazo.

Como siempre, espero les haya gustado el post, si es así, los invito a dejar un comentario para empezar la conversación.

Estoy en Twitter como @Marketcon y me siguen los buenos.

Como tip:

Roy H. Williams, dice que hay dos tipos de publicidad: la visual y la sonora. Recomendando más a la sonora que a la visual, ¿por qué? Porque médicamente le toma 29% más tiempo a nuestro cerebro traducir lo escrito de lo hablado para ser entendido. Tomen nota.

*http://rhw.com/wp-content/uploads/2011/02/TheWizardofAds.pdf

**http://www.ducttapemarketing.com/blog/2014/02/13/sales-pitch/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s